lunes, 25 de diciembre de 2006



...una maravilla de video...

domingo, 24 de diciembre de 2006


En la cafetería del tren
está el borracho
con su gorra de marinero.

Habla con la silla
vacía
de su izquierda
mientras el camarero
le sirve
otro whiskey.

Con las miradas
clavadas
en él.

Y sus sueños
en un poema con marcas
de apoyar
demasiadas veces
un vaso.

Todos los barcos
naufragaron para él.

Pero en el faro
aún le recuerdan.

Y mientras nadie lo ve
vuelve a su asiento,
y se sienta,
y se duerme.

Y pasadas dos horas
regresa con otra
copa entre
sus manos.

O con una pistola
que carga cada día
para asegurar el tiro.

miércoles, 20 de diciembre de 2006


Mientras espero
leo un poema
que alguien
descartó.

“No es bueno”, dicen.

Pero nadie ve
que
en el reverso de la hoja
se puede oler el mar.

Porque sus palabras
llegan por arte de magia,
cerrando las manos
y dejando escapar
la sangre
entre nuestros dedos.

martes, 19 de diciembre de 2006


Y aunque no lo hiciera,
a lo lejos,
siempre lo he deseado.

Retirarme a mi vacío,
a mi locura,
y disfrutar de penetrar,
con la mirada,
el alma de los que caminan
sin rumbo fijo.

Esconderme,
y espiar el recorrido de
las dudas,
el camino que deciden tomar
a mis espaldas.

Convertirme en uno de ellos,
desaparecer del paisaje.
Y residir para siempre
en diarios, en cuadernos,
en anchas pinceladas,
en fotos borrosas
y como no, en el olvido
de los que no me conocen.

lunes, 18 de diciembre de 2006


Dejaré apagada la luz
esta noche,
con la radio sonando
desde la habitación contigua.

Mientras te espero,
aunque las rosas
se aferren a mis pies
y poco a poco
la lluvia
se cuele por la ventana.

Nunca sabré
que escribías
cuando
garabateabas en el aire,
cuando te miraba
y la alfombra
se quemaba
detrás de ti.

Pero hoy,
una vez más,
llenaste mis bolsillos
de alfileres,
y con ellos juego
a trazar un camino,
que devuelva
el sonido
a esta vieja
máquina de discos.

viernes, 15 de diciembre de 2006


Espero
que se me escuche
gritar.

Espero que,
en ese instante,
tu ventana estalle
y cubra tu colchón
de lágrimas.

Y así la noche
retroceda,
y así entonces
puedas escuchar
mi llamada de auxilio.

Ya que
estos días
no me encuentro,
estos días
te miro
pero quiero
no mirarte.

Se me hace dificil
que por dentro
me queme
la vida.

Porque al hablar
te sigo buscando,
porque por momentos
parezco recuperarte,
porque te pierdo
en un océano.

Cuando decidió suicidarse
Van Gogh se llevó a la tumba
un lienzo pintado
de amarillo.

Cuando quiero entender
por qué merece la pena seguir,
pinto a mi alrededor de amarillo
y buceo en él.

Un color
para definirlo todo,
un color
para volverse loco.

Y en la calle
me gritan
que deje de hacerlo,
que existen colores
menos arriesgados.

Pero yo sé
que, al final,
cuando todo el mundo
se plantea lo que hace,
cuando todos
dudan de ellos mismos,
entonces envidian al lodo
que les desafió
a todos.

miércoles, 6 de diciembre de 2006


¿Qué hay de los que no queremos volver?

¿Qué hay de los que atravesamos el callejón
aunque suenen las puertas a nuestra espalda?

En algún lugar reside el miedo
a perder el equilibrio,
a encender la luz
y encontrarnos lejos de nuestra habitación.

Pero tratamos
de dejar atrás los mapas,
tratamos de perseguir
esa luz que se asoma por la ventana.

Y a cada paso
la necesidad de continuar
se hace mayor.

Y a cada paso
estamos más seguros
de no conocer
que paso debemos dar ahora.

Porque la vida es algo
que no todos los días
muestra su cara

Y por eso, a cada minuto,
buscamos espectantes
ese par de ojos
que indiquen
donde dormiremos
esta noche.

viernes, 10 de noviembre de 2006











...hoy no hay texto, cada uno que cree su propia historia através de las imágenes...

...un poco de ilusión...

...
..
.

martes, 7 de noviembre de 2006

Quedan escritas en kilometros tus últimas palabras,
porque descifrarlas me volvería loco,
porque acudo a ellas cada día para salvarme.

Con el tiempo acumulado en un reloj sin hora,
en una ventana que da a un mar que aborbió ayer la noche.

Los días son de por sí bastante duros sin ti.

El agua se convierte en ceniza,
y el pasillo de mi casa un jardín de flores secas.

Porque a tu lado vi amanecer en un campo de girasoles,
porque a tu lado la línea del horizonte cabe en tu mirada.
En lugar de gritar,
en lugar de correr
me aferré con fuerza.

Prendí fuego a unos pasos
que lentamente me traicionaban.

Y quieto, asomado
desde una de tus promesas
huí en aviones de papel.

¿A quién le importó?

En unos días
el reloj volcó
la arena en la mesa.

Y en pocos minutos
me desnudé,
quedando a la deriva,
alejado de las voces,
protegido en el eco
que ocultaban en tus piernas.

viernes, 20 de octubre de 2006


Paseo por las calles que,
a esas horas,
mantienen luz en sus ventanas.

La lluvia dejó ayer
los jardines encharcados,
y ahora los niños
juegan a conquistar el mundo.

Con dos monedas en cada bolsillo
volveré a taparme los ojos,
y mientras en mis anillos
anidarán los pájaros.

lunes, 16 de octubre de 2006

Quiero que estés ahí,
quiero sentir como desnudas
conmigo cada día.

Quiero que bailemos cada noche,
con los pies descalzos,
con las flores ocupando
cada rincón de la habitación.

Quiero que la cama
conserve cada mañana
las cicatrices de devorarnos.

Quiero acudir, por la noche,
a prender fuego las ventanas
desde las que poder asomarnos.

Quiero que estés ahí,
quiero que estemos ahí.

lunes, 2 de octubre de 2006


...no es fácil...

...cuando me he acostumbrado a oirte caminar a mi lado la ciudad ahora se me presenta como un laberinto a cruzar...

...y en mi habitación tu olor aún deshilacha mi ropa...

...

...tal vez podamos huir, tal vez debamos huir, en pocos meses...

...y vigilar desde lo alto de un faro que las olas no mecen demasiado las barcas...

...porque los pescadores aún conservan la esperanza...

...porque esta noche las sirenas salen a tierra para conquistar a los jóvenes...

...

...ahora me acuerdo...

...ahora soy consciente de que sigues a mi lado...

...susurrándome al oido...

...atando mis muñecas a tu pelo...

...

...nueve girasoles...

...el fin del mundo...

...
..
.

sábado, 16 de septiembre de 2006


Si todo continua,
si en tus besos
seguimos cerrando los días,
si un instante
parece un océano
sin línea de horizonte.

Entonces todo
habrá ocurrido
según lo establecido.

Y ahora mis manos
desenterrarán castillos,
para entrar a vivir en ellos
por la puerta de servicio.

La caida libre
que desemboca en tu nombre.

El camino más rápido
para saltar al vacío.

lunes, 11 de septiembre de 2006


...porque Van Gogh utilizó catorce girasoles para pintar su cuadro...

...porque uno solo puede alterar la forma de mirar una habitación...

...porque en cientos de calles caben cientos de canciones...

...porque la arena de la playa cubrió mis pies de tu olor...

...porque cada noche me asesina el hueco que no sé como rellenar...

...porque descompongo los días en vuelcos de corazón...

...

...por todo eso y más nueve girasoles...

...por todo eso y más...

...

...muchísimo...

...
..
.

miércoles, 6 de septiembre de 2006


Cuando conecto la música
apareces bailando a mi alrededor.

Con tus manos rodeando mi cintura,
invitándome a girar hasta perder el sentido.

A veces hace falta apuntar alto
para ver la marca que dejan nuestros pies.

Aunque todo cambie al instante.

Aunque nos tachen de precipitados.

Porque así la música abrazará tus dedos,
porque así será más fácil rescatarme en tus labios.

domingo, 3 de septiembre de 2006


Porque el fin del mundo
puede estar en una cama.

Con las notas desenfocadas
de una nada
descolgándose de la pared.

Y de repente tu mirada,
y ya no importa
el tiempo transcurrido,
ni las canciones de fondo,
ni la luz que cierra tus ojos.

Ahora huelo tu cuello
y encuentro girasoles en él.

Con nuestros zapatos
en un rincón de la habitación.

Y cientos de días a asesinar,
guardados entre pilas de libros.

viernes, 25 de agosto de 2006


A pesar de las heridas
me abrazo a tu cuerpo.

Y es que siento la necesidad de disparar,
de gastar este último cartucho
apuntando al retrato
que un día colgué de la pared.

Hoy te necesito,
la sensación de fundirme
con tu rostro...
ser uno mismo.

Llorar sin ver mis manos
ahogarme en tu tristeza...
mientras la vida pasa a mi lado...
ingenua de pensar
que no se deteriora la pintura.

Y dibujar mis sentimientos...moldearlos...
acoplarlos en los huecos
que dejaron tus pisadas
gastadas del uso indebido..
que mantienes
al buscar en tu mirada
ápices de culpa.

miércoles, 16 de agosto de 2006


Lloras porque sabes que ayer dejamos intactos nuestros cuerpos sin vida sobre la cama. Y hoy, el vacío que queda te indica que alguien cargó con ellos para completar la sala de algún museo demasiado perverso.

domingo, 13 de agosto de 2006


Porque al fin y al cabo este blog es para vosotros.
Porque al fin y al cabo este blog sigue vivo gracias a vosotros.
Porque todos vuestros comentarios siempre han sido increibles.
Porque me habeis dado la fuerza para seguir muchas veces cuando la creía acabada.
Porque la vida de vez en cuando me sigue sorprendiendo con cosas maravillosas.

..... MUGHAS GRACIAS .....

Cuando abrí el blog me propuse no interactuar con ningún comentario, no contestar, simplemente considerarlo un lugar donde subir lo que escribo. Pero, realmente, esto ha ido más allá. Aún no me creo que hayan gustado tanto los textos, realmente me encanta saberlo, me hace sentir muy especial.

Gracias a todos los que lo leeis, a los que poneis comentarios y a los que no, a los que pasasteis un día y os arrancó una sonrisa e incluso a los que no os gustó, ya que es mejor hacer sentir algo que nada.

A todos vosotros muchas gracias, de verdad.

...Porque con miedo a las alturas no se puede oler el mar...

...¿Quien salta conmigo?...

...
..
.

* Tu piel olía a mar sin olas.

* Anoche la luna se suició, descubrió que llevaba años enamorada de su reflejo.

* Las flores de papel se marchitan si nadie las colorea.

* EL aire se ensucia cada vez que tus besos únicamente asfixian.

* Fue horrible descubrir que a pesar de haber crecido, mis brazos no se habían convertido en alas.

* Cuando el cielo se rompió, la tierra se cubrió de estrellas.

* Cuando lloran, las lágrimas de los payasos son de diferentes colores.

* Escama a escama, me desprendí de ti.

* En ningún espejo se refleja la música.

* Era fácil encontrarte en eñ silencio de las sábanas. Tu cuerpo esculpía montañas en ellas cubiertas de deseo.

* Te besé porque era la única forma de quitarme el sabor de boca que me dejó perderte.

* Encuentro tu cuerpo sin vida en los ojos de las mujeres que me besan.

* Los relojes sin manecillas no envejecen.

* Hueles a noche fría.

* Devorábamos eclipses de luna.

* Fue terrible cuando aquella mariposa se enamoró de uno de tus párpados.

* En los libros que nunca han sido leidos se esconden los amantes a los que les prohibieron su relación.

* Relleno la última línea con las notas de un Adagio.

Te desnudé envenenando mis manos, sintiendo como se teñían de la pasión que poco a poco malgastábamos.

Ahora la habitación siempre permanece fría, con los espejos temiendo reflejar su imagen.

Y cada noche mi cama llora. Y entonces yo me tapo con las sábanas, dejando que así, una vez más, tomen mi cuerpo com rehén.

lunes, 24 de julio de 2006


Desde la ventana, sin que me veas, te espío cuando te sientas a dibujar. Siempre cojo algún color e intento seguir con mis manos los movimientos que tú haces, pero cuando miro, nunca reconozco nada en lo que yo he dibujado. Únicamente, el otro día, pude distinguir algo entre todos los trazos. En un color rojo oscuro, en medio de varios círculos concéntricos, aparecieron tus ojos. Y desde entonces cada vez que no estás en tu cuarto me pierdo en ese dibujo. Tanto que hace poco no encontré la salida y me quedé atrapado para siempre.

lunes, 17 de julio de 2006


Me besaste y entonces sentí que me arrebatabas mis recuerdos. Por eso ahora sólo puedo recordar tu cara y la forma de tus labios. Por eso ahora eres lo único por lo que puedo vivir.

Se agarró, con todas sus fuerzas a pesar de conocer el riesgo de un apoyo poco estable. Desde allí miró hacia abajo, hacia esas calles que ahora diminutas hervían en vida. Y se preparó para saltar, para realizar el sueño que tantas veces había pasado por su cabeza. Pero algo más le preocupaba en esos momentos, algo que le impidió abrir los brazos y echar a volar. Y por eso cayó, hasta frenar sobre el capó de un coche. Aunque todo el mundo que lo presenció comentó que no cesó de sonreír en ningún momento.

domingo, 9 de julio de 2006


Cuando el hombre se vistió
enfrente de aquel espejo
comprendió lo sucedido.

Sus ropas eran ahora
demasiado grandes,
y su mirada un punto
cada vez más pequeño.

viernes, 30 de junio de 2006


Noté que mis dedos sangraban,
que la música hacía estragos en mi cuerpo,
pero devorarte se había convertido
en mi pasatiempo favorito.

Cubriremos de gusanos los espejos,
y así cuando las hormigas se duerman en tu boca
abriremos las ventanas para echar a volar.

miércoles, 28 de junio de 2006


. En mi sonrisa se cuela la luz de tus días, y tu voz se agarra con fuerza a la comisura de mis labios.

. La noche fue dura con nosotros, y nos dejó esperando la lluvia de estrellas.

. En mi vaso se acumulan las notas que le sobraron a la noche. Tan solo es cuestión de afinarlas y así salir a bailar de nuevo.

. Dudo que un hombre pueda ser capaz de respirar si nunca pudo ser capaz de derramar una lágrima.

. En una vía de tren dejé en fila india colocados los objetos que llevaba en mis bolsillos. Ahora sólo conservo aquellos que supieron esconderse a tiempo.

......lo que da de sí un tren.....

domingo, 18 de junio de 2006



...ya sé que no es usual que escriba en el blog directamente, sino que lo lógico sería una vez más foto y texto... pero esta vez es algo diferente, esta vez le quiero dedicar esta actualización a una muy buena amiga... siempre es grato cuando alguien te dice aquello de "me acordé de ti..." y es por motivos buenos, pero si además te dicen que por lo que se acordaron de ti fue por los sueños, la ilusión, un piano... te hace sentir muy pero que muy afortunado...

... aqui os dejo el motivo de este post... a mi me encantó cuando lo ví...

...Muchas Gracias Maltieri...

sábado, 17 de junio de 2006


...¿Cuántas historias caben en una habitación de hostal? ...

...tal vez la nuestra sólo sea una más de las que llenan las paredes... y entonces tú irás y me susurrarás al oído que ya es demasiado tarde...

...pero siempre podré volver a observar la ventana desde la calle... aunque las flores no proyecten su sombra sobre la pared... a pesar de que he cambiado de ropa y el color de mi mirada se ha vuelto más oscura...

...lo extraño de todo esto es no conocerte... y por eso ahora viajo por ciudades infinitas... ya que me han contado que en una de ellas cada noche arde la misma cama...

martes, 13 de junio de 2006


Se giró, y encontró en la cama una ciudad en llamas, una estantería con libros, un veneno entre páginas. Una habitación 210, un reguero de sangre, un asesinato en cadena. Y con todo se tapó, para desaparecer para siempre, para acercarse cada vez más a si mismo. Pero los días se acababan, y desde fuera las luces aún no han aprendido a indicar el camino a seguir. Aunque siempre quedará el tiempo suficiente como para girarse y dormir sólo, para cerrar los ojos y abrazar su espalda una vez más.

Porque con miedo a las alturas nunca se huele el mar, porque un salto precipitado distorsiona los sentidos. Aunque hoy no nos reflejemos en el espejo y tan sólo podamos esbozarnos, aunque sin duda alguna dejemos de respirar cuando nos sentimos solos.

Y cada vez es más difícil y más fácil, más claro y más peligroso. Pero si sabemos elegir la ropa correcta, si sabemos abrir la ventana cuando el aire no nos lleve volando, tal vez entonces hayamos sabido leer en la dirección correcta, tal vez entonces el libro que escribimos acepte las palabras que le proponemos.

sábado, 10 de junio de 2006


Recuerdo que muchos días, cuando volvía del colegio, tú sacabas tu acordeón y empezabas a tocar sentado en el salón. Yo solía acompañarte cantando. Me gustaba la transformación que sufrían las canciones al pasar por tus manos, adquiriendo un nuevo ritmo, mucho más lento, mucho más melancólico. Y entonces, al rato, yo te decía que parases, que ya no quería escucharlas mas tiempo. Y era entonces cuando me cogías y me ponías a tu espalda mientras te echabas al suelo a hacer flexiones. Otras veces, para demostrarme tu fuerza, cogías a papa de los pies y le levantabas por los aires.

miércoles, 31 de mayo de 2006


NOTICIA: EXPOSICIÓN

He expuesto unos textos en la librería arrebato c/ San Andrés 12, al lado de la Plaza del Dos de Mayo, al lado tambien de la cafetería Pepe Botella. Es un collage que hay mirando a la calle al lado de la puerta de la librería. Ya sabeis, si estais por Madrid y no sabeis que hacer pues os podeis pasar y me decis que os ha parecido. Ah, se me olvidaba, como está dentro de una cristalera pequeña y mira a la calle, se puede ver a cualquier hora del día... o borracho....

Los textos os sonarán si habeis leido mi blog entero, jejejeje

Un saludo y muchas gracias por entrar en la página y por los animos que recibo.

Hoy todo cambiará su forma. Por eso esta tarde, al salir de casa, las escaleras para bajar a la calle se habrán transformado en un tobogán gigante.

sábado, 27 de mayo de 2006


A veces cuando en medio de la noche me abrazas por detrás un escalofrío me recorre todo el cuerpo. Tal vez sea debido a que en otra vida me apuñalaste por la espalda.

Iluminaremos las habitaciones con luciérnagas. Así cada noche, cuando regresemos de pescar en la playa, nos tumbaremos a observar nuestro propio firmamento y podremos inventar el nombre de nuestras constelaciones.

jueves, 18 de mayo de 2006



Avísame de lo que conlleva seguirte.

Los elefantes nueren de dos en dos
al penetrar en el valle.

Por eso fui obligado a sobrevivir.

Cuando acabamos de hablar
tu sonido aún me hace daño.

Pero en el cielo no lo comprenden.

Porque desde lejos pareces otra,
y porque desde lejos yo sigo siendo el mismo.

domingo, 14 de mayo de 2006


Y de nuevo era de noche,
camuflada entre las cortinas,
dispuesta a atacarnos.

Y de nuevo tu cuerpo desnudo.

Nunca sabré si
desde aquel momento
salí perdiendo.

Porque no me encuentro
aunque repita las palabras,
aunque repita los esquemas.

Decidido a vestirme
y salir corriendo,
a enfrentarme al frío
que últimamente expresaban mis labios.

Con la mano en el bolsillo
acariciando las llaves,
destapándome en medio de la noche,
rescatándome de una cama helada.

Por todo esto nos despedimos,
por todo esto decidimos vivir,
vivir sin ataduras, sin el camino marcado.

Pero la noche sigue ahí,
camuflada entre las cortinas,
dispuesta a atacarme.

miércoles, 3 de mayo de 2006


Podría pensar
que en este espacio de tiempo
me he hecho más fuerte,
y que por eso
los pájaros
ya no paran en mi ventana.

Podría imaginar
que vas a ser tú
quien golpeé el cristal,
y que te colarás en mi cama
para calentarte los pies.

Pero la noche,
una vez más,
vestirá el mismo atuendo.
Y en los balcones,
las princesas, asustadas,
observarán como el río inunda el castillo.

domingo, 30 de abril de 2006


A esas horas
las calles me desprecian,
mientras avanzo,
mientras cada paso
me desnuda un poco más.

Desde los edificios,
desde sus cientos de ojos iluminados
me arrojan anzuelos,
para que caiga en su trampa,
para que mis tacones olviden
las notas que ayer escribimos.

Pero esta noche nos escaparemos,
esta noche que pronto se inundará,
esta noche en la que nuestros nombres
no quedarán escritos.

miércoles, 19 de abril de 2006



La ciudad responde despeinándote,
mientras tú, asustada,
me permites que te desnude.

Hoy cenaremos tranquilos,
sabiendo que no pudimos
escapar a tiempo.

En el centro de la mesa
dejamos olvidadas las flores.

Porque la noche se vuelve azul,
porque pronunciar hoy tu nombre
nunca será suficiente.

viernes, 14 de abril de 2006


He escrito todo sobre ti,
he dibujado tu voz,
me he vuelto niño en tu cuerpo,
he llorado al reconocer tu espalda.

Oculto, detrás tuya,
atando poesías a tu pelo,
con los pies fríos y la mente ocupada,
protegiéndonos de voces
que suenan desenfocadas.

Esta mañana volveremos a encontrarnos,
tú sin máscaras y yo con las manos sucias,
enfrentados desde esquinas opuestas.

Pero fuera aún suena la lluvia,
fuera nos borramos en los charcos,
fuera nos gritamos desde lejos.

Porque en mis pasos aparecerán los tuyos,
y cuando doble las esquinas miraré de reojo
que no te confundes de camino.

jueves, 13 de abril de 2006



Removimos la tierra,
y las semillas sin germinar
cortaron mis dedos.

Quise deshacer el nudo
que me mantenía unido a tu voz,
separar las silabas,
elaborar collares,
vestirme con ellos.

Y cuando me llamaste
salté sin comprobar la altura.

Por todo eso
ahora,
me desnudo en aquel rincón,
apartado,
donde la luz sólo llega
si abres la puerta
y giramos los espejos.

domingo, 9 de abril de 2006


El agua no llegó a todas las habitaciones.
En algunos rincones, como muestra de lo ocurrido
se apilaron nuestras palabras ahora en silencio.

Era fácil caminar
sintiendo como que se clavaban en los pies,
y al llegar a la puerta notar el calor
que desprendía la montaña de libros ardiendo.

La música no dejaba de sonar,
siempre la misma voz
recordándonos de forma enfermiza
que tus pupilas dejaban entrever un beso.

Y los perros en la puerta pidiendo comida,
con el hocico sucio de barro
y uno de los ojos cegado por el sol.

Te permití escapar,
para notar como caías delante de mi,
con sus brazos asfixiando tu cuerpo,
con su mirada atando mis muñecas a la espalda.

viernes, 7 de abril de 2006



Con solo un gesto
comienza mi dictado,
un vómito de ideas
que desatan mi aliento.

Me embarco en la aventura
de llegar al final,
de vaciar y rellenar
de palabras mi cabeza.
Porque me siento vivo
o porque simplemente me siento.
Porque me conozco
y respondo mis preguntas,
y porque si me las formulas
sabré mantenerme callado.

Solo es para mí, tal vez para ti,
que juegas a disfrutarme,
que pasas sin invitación,
que te acomodas en lugar preferente.

viernes, 31 de marzo de 2006


En la calle es fácil leerlo,
los niños asustan a los pájaros
y los charcos se tragan
los objetos perdidos.

Las sombras de los edificios
describen poemas
y las ventanas abiertas
descolocan los versos.

Pero mantendremos la calma,
y tomaremos el barco en el momento preciso,
justo cuando no quede suficiente agua para avanzar.

Ellas tienen el mismo número de letras en el nombre pero sólo una de ella tiene 3 aes. Tal vez sea una diferencia muy pequeña, tal vez sólo un matiz casi inapreciable. Pero puede que las dos compartan un mismo mundo y a través de un espejo se vean y se conozcan. Y la una existe porque existe la otra, y si una llora la otra se ahoga.

martes, 28 de marzo de 2006


En silencio, si te miro,
se ilumina tu espalda.

Marco un gesto, una palabra,
muestro la voz de lo sincero.

Recorren mi cuerpo vías sin destino,
y decido sucumbir,
arroparte y alejarme, justo antes
de sentir, sufrir sin tus brazos abiertos.

Pruebo a olvidar, a elegir otro momento,
cerciorarme de tu ausencia,
y en presencia del vacío de tus labios
disfrazarme de infante, de luz sin calor,
de un olvido sin suficiente recuerdo.

domingo, 26 de marzo de 2006



Se queja
mi mano al rasgar el papel.

Bailo sin aliado,
y las ventanas abiertas
dejan escapar las palabras.

Desde entonces, en silencio,
recuerdo que te amo,
para que resuene la despedida.