lunes, 28 de febrero de 2011

La flor desconocida

Conxeta Vivó es amiga mía y además una magnífica pintora.
Acaba de pintar lo que a mí me parece una maravilla de cuadro.
En su página web podéis ver el proceso en fotos y un vídeo.
Ahora sólo falta que haga una exposición, que en vivo son una pasada.

viernes, 25 de febrero de 2011

Hoy, en Madrid, Palma de Mallorca y Málaga

Pinchad en las imágenes para más datos

Concurso mujer barbuda


¡Chicas, participad!
Bases aquí.

porque las barbas molan trata de mejorar tu vida...

miércoles, 23 de febrero de 2011

Un poema de Itziar Mínguez


libros


a ti nunca te ha gustado leer
así que me los ofreces todos

para ti son sólo una carga
ocupan demasiado
además no los vas a leer

no sé por qué
pero eso multiplica
mi sensación de fracaso



Itziar Mínguez. Cara o cruz. Huacanamo. 2009.

lunes, 21 de febrero de 2011

Mañana, en Madrid

martes 22 febrero
fnac callao
18.30

Eduardo Riestra, Mario Crespo y José Ángel Barrueco.

Déborah Vukusic, Carlos Salem, Alberto Haj-Saleh, Adriana Bañares, Gsús Bonilla, Francesco Spinoglio, Juio Valdeón Blanco, Sonia Fides, Iñaki Echarte Vidarte, Esteban Gutiérrez Gómez, Ana Pérez Cañamares, Alfonso Xen Rabanal, Inma Luna, Marta Fernández La Bohe, Marcelo Luján y Roxana Popelka

domingo, 20 de febrero de 2011

Donnie Brasco

La primera vez que vi Donnie Brasco fue en 1997, en Javea, en un autocine. Fui con mi padre y un amigo suyo con el que pasábamos las vacaciones. Entre la regular calidad del sonido y el verla desde el coche no me enteré muy bien de toda la trama. Más adelante la volví a ver, estar vez en casa, seguramente en VHS. Me encantó. Se convirtió en una de esas películas que cada cierto tiempo necesitas ver y disfrutar. Me parece que, junto a Uno de los nuestros, logra dar una visión bastante real de lo que debe ser la mafia.
Hoy la he vuelto a ver junto a Laura y de nuevo la he disfrutado. Geniales Johnny Depp, Al Pacino o Michael Madsen (muy buen poeta también, por cierto). Y muy buenas las conversaciones que mantienen Donnie con Lefty sobre cómo actuar cuando estás dentro de la mafia.
He buscado información sobre los personajes reales. (A partir de aquí cuento información que puede desvelar la trama al que no la haya visto). Parece ser que al personaje de Al Pacino no le llegaron a matar por haber introducido a Donnie. Cuando estaba yendo a "comparcer" el FBI le arrestó. Le condenaron a veinte años de cárcel y murió en 1995 por un cáncer. Al que sí mataron por dejar que un agente del FBI entrase en la mafia fue a Sonny Negro (Michael Madsen). Le pegaron varios tiros y le cortaron las manos.

Joseph D. Pistone (Donnie Brasco)


Benjamin "Lefty" Ruggiero


Joseph D. Pistone y Dominick Napolitano
"Donnie Brasco y Sonny Negro"


Dominick Napolitano "Sonny Negro"

jueves, 17 de febrero de 2011

La caza


Película agobiante, calurosa, tensa. Con planos y música que recuerdan a un western. Rodada en Toledo, con unos escenarios que intensifican esa sensación de calor y agobio. Tres amigos que comparten un día de caza acompañados del cuñado de uno de ellos en su "bautismo de fuego". Amistad, situaciones personales, rencores. Muy recomendable. Como punto negativo, en todo caso, las imágenes de caza de conejos, totalmente reales.


Ficha de la película en Filmaffinity
.


Como dato curioso, justo después de algunas entradas sobre las novelas pulp, populares o bolsilibros, decir que uno de los protagonistas sale leyendo El planeta negro de David Duncan.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Los muertos lo pasaron en grande

Uno de ellos se acercó sin mirar siquiera.
-¿Todo bien? -preguntó.
-Para mí, sí – dijo Clark-. Para ti, no lo sé.
Y le clavó el cañón del “Magnum” en el bajo vientre.
Es una caricia que no le gusta a nadie. Si quiere, puede usted probar con sus mejores amigos. Los perderá en seguida.





Encontrado en este blog.

lunes, 14 de febrero de 2011

Silver Kane


Un video sobre Francisco González Ledesma, Silver Kane. Poco a poco voy aumentando mi colección de sus mininovelas del oeste. Una gozada.

Viscerales


La semana pasada me llegó Viscerales. Mario Crespo y José Ángel Barrueco han coordinado una antología que ya sólo al tacto en un placer, mi enhorabuena a la editorial. Un buen diseño, una portada cuidada y una maquetación que hace cómoda la lectura (en los tiempos que corren, se ve más de un libro que pierde fuelle por una mala combinación de estos tres factores). Tengo el placer de poder aparecer en ella junto a una serie de autores que ya querría más de un editor para su catálogo. En el libro tengo dos guardaespaldas de cuidado. Justo antes, con un poema demoledor, Karmelo Iribarren, casi nada. Y después, el gran Vicente Muñoz Álvarez. Dos buenos guardaespaldas para sentirme protegido.
Por ahora lo voy leyendo poco a poco, saboreando cada texto. Libros así son para deleitarse. Mi más sincera enhorabuena a los antólogos. Y, por supuesto, mi agradecimiento por permitirme formar parte de sus páginas.



Un detalle que hace aún más especial este libro, es la dedicatoria a la madre de José Ángel Barrueco, Ana Franco. Para ella todas las visceras con las que los textos han sido escritos. Sin duda alguna, seguro que más un cuadro suyo podría haber estado acompañándonos. Sé de buena tinta que tenía visceras y que se las dejaba en los lienzos.



La llamaré Jeanne. Se le parece, me la recuerda: a Jeanne Hèbuterne: la sumisa compañera y modelo ocasional de Amedeo Modigliani que, a las pocas horas de la muerte de éste, embarazada de nueve meses, a punto de dar a luz, se suicidó arrojándose desde la ventana de su casa.

David Gónzalez. París.




Viscerales. Mario Crespo y José Angel Barrueco.
Ediciones del viento. 2011.

viernes, 11 de febrero de 2011

Clean my wounds


Con 17 años tocaba en un grupo de música. Yo era el bajista. Entre otras canciones, hacíamos una versión de esta canción. Ha llovido desde entonces, qué mitico.



(En la foto ya tengo 18 años, con el mismo grupo, en los míticos Rock Palace, aunque nunca olvidaremos el ensayar en Amorós)

miércoles, 9 de febrero de 2011

Si me necesitas, llámame


Así que nos sentamos frente al fuego bebiendo café y escuchando una radio de Eureka que emitía toda la noche mientras hablábamos de los caballos y luego de Richard y de la madre de Nancy. Bailamos. No mencionamos para nada nuestra situación. La bruma pendía al otro lado de la ventana y charlamos y estuvimos cariñosos el uno con el otro. Al amanecer apagué la radio, nos acostamos e hicimos el amor.




Raymond Carver. Si me necesitas, llámame.
Compactos Anagrama. 2001.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Gran Vía. 1965.

Autorretrato