martes, 19 de enero de 2010

Un poema de Eduardo Boix


*

Yo quería que lloviera.
No nos engañemos,
a mí me daba igual
el fútbol,
los bocatas,
el recreo.
Quería que ella,
la maestra,
no nos dejase salir.
Me diera una tregua.
Una evasión certera.
No quería ser el último,
ni el árbitro
ni el portero.
No me servía
“TU NO VALES”
“ERES MALO PARA ESTO”
Yo quería que lloviera,
que nadie
saliera fuera
para obligarme
a ser siempre portero.
Sin tregua.



Eduardo Boix. PROZAC, TRANKIMAZIN Y OTROS PARQUES INFANTILES. Poemario inédito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada