viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz 2011

jueves, 30 de diciembre de 2010

Making of Hombre Lobo




Making of de treinta minutos, aquí.

martes, 28 de diciembre de 2010

NY



Preparando un libro nuevo reviso fotos y documentos. En Febrero de 1991 pasé junto a mis padres y mi hermana una semana en Nueva York. El hotel en que estuvimos ya no existe, en el atentado de 2001 se vino abajo también. Era el Hotel Marriott. Se hace raro ver una foto de la entrada y recordar esos días, pensar que un sitio donde estuve ya no existe. Algún día volveré allí pero no tendré la opción ni de visitar ni de dormir en la misma cama.

Al otro lado del espejo, especial erótico.


Puedes leerlo aquí.

Esta tarde, en Madrid

domingo, 26 de diciembre de 2010

Yago, mi sobrino..




El mejor regalo de Navidad.
Me muero por ir a Madrid.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Viscerales


Viscerales es una antología que han coordinado José Ángel Barrueco y Mario Crespo. Saldrá a principos de 2011 y tengo el placer de formar parte de ella y de compartir páginas con muy buenos escritores y muy buenas personas. Hoy nos han hecho llegar la portada y, como podéis ver, es una pasada. Y por si fuera poco, Jab y Mario fueron entrevistados ayer por Sofía Castañón en el programa El Sillón Voltaire, en Radio Círculo y podéis escucharlo aquí. También podréis escucharme leyendo el relato que tengo en la antología.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Si te caes, te levantas. José Ángel Barrueco.


Mi madre, que en paz descanse, no hubiera permitido bajo ninguna circunstancia que nos hundiéramos. Nos enseñó a afrontar la vida echándole cojones, levantándonos siempre a luchar. Por eso este blog, que es mi amigo y mi confesor, debe continuar. Sólo hay un camino y es hacia delante: me lo han dicho varias personas en estos días de luto. Tienen razón. Como no quiero mortificarme ni mortificaros, tras las navidades abriré un blog dedicado a ella y a su obra, para no mezclar los temas: un proyecto que yo acariciaba desde que supimos de su enfermedad, hace poco más de un año. Un proyecto que no logré hacer realidad porque necesitaba material (fotos, retratos, esbozos, catálogos de sus exposiciones, etcétera) y, en medio de los desbarajustes y trastornos propios del cáncer, ella me decía: “Ya lo buscaremos. Ahora no”. Y ahora se convirtió en nunca. Rebusco entre sus pertenencias y voy sacando ese material. Lo que no evitará que, de vez en cuando, cuelgue en esta bitácora algún artículo (mañana mismo) dedicado a ella, o un poema, o algún cuento, entre otros homenajes que llevo todo el año preparando y que, al final, no podrá ver.

Releo ahora un poema que escribí para una próxima antología y en ella rememoro el último concierto que vimos juntos: el de Leonard Cohen, que abrió con la canción Dance me to the end of love (y me he sobrecogido: ese es el tema que mi hermana le puso en sus últimos minutos de vida; yo no lo recordaba). Colgaré ese poema, aquí o en la otra bitácora. Es lo mínimo que puedo hacer.

La última ilustración que hizo para David González tuvo que hacerla con la mano izquierda, siendo diestra (porque apenas podía mover ya el brazo derecho, con el que pintaba). No estaba del todo convencida de ese dibujo porque le parecía hecho por un niño: pero a mí me llenó de orgullo que dibujara con la izquierda, que no se rindiera, pese a los zarpazos continuos de la enfermedad. Como si dijera: si me arrebatan una mano, me queda la otra. Eso significa no rendirse. Significa echarle ovarios.

Nuestra madre le dijo hace poco a mi hermano que sabía que estábamos preparados para cuando ella se fuera. Así que no queda otra que estar a la altura de sus previsiones. Mi papel consiste en honrar su memoria. No hay más remedio que levantarse, listos para seguir peleando.




Puedes leerlo en su blog aquí.

martes, 21 de diciembre de 2010

The Beginning


lunes, 20 de diciembre de 2010

Ana Franco


La verdad es que no tengo casi palabras. Cuando a alguien se le muere un padre o una madre hay pocas palabras que valgan. Conozco a José Ángel Barrueco desde no hace mucho tiempo. No soy un amigo de la infancia. Pero el tiempo que hemos compartido creo que nos ha unido de una forma especial. Y es por esto que la muerte de su madre me deja jodido de verdad. Porque no lo merecía. Ya sé que nadie merece morir, pero hay algunos casos que te parecen especialmente más injustos. No podré estar en Zamora y eso me duele. Así que desde aquí un pequeño homenaje a Ana. Y todo el apoyo a Jab y a su familia para estos momentos. Descanse en paz.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Sombra de ojos

Ilustración de Ana Franco



Tomada del poemario LOSER de David González. Bartleby 2009.

sábado, 18 de diciembre de 2010

das + jab










Porque esos días han sido muy grandes.
Y porque Jab lo es aún más.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Días extraños


- Vaya adelantamiento. Pues sí que hace calor. Hay que ver cómo está el tráfico. Por cierto, ¿es usted iraní?
- No señor, es que soy moreno.
- No crea que a mí me importa.

- No veo por qué iba a importarle.

- Quiero decir que no creo que uno por ser negro...

- Oiga, yo no soy negro, no soy iraní, sólo estoy moreno.
- No se preocupe, yo sé que hay negros buenos y malos, como hay blancos buenos y malos.

- ¿Usted es indio...?

- ¿Qué?

- Digo que si es usted indio. Indio americano, me refiero. De esos que tiran flechas.
- Oiga, no tiene por qué enfadarse.

- No me enfado, es que me parece usted indio. Me parece que tiene una cara de indio tremenda.

- Bueno, será mejor que lo dejemos.
- No, si a mí no me importa. Hasta me gustan los indios. Yo ser amigo de indio. Buen amigo. No tener miedo.

- Siento haberle ofendido. Es que me parecía usted iraní.

- Pues a mí me parece usted un indio.

- Está bien, déjeme aquí mismo.
- Adiós, que tu corazón galope feliz como un potro en la pradera.




Ray Loriga. Días extraños. Ediciones Detursa. 1994.

martes, 14 de diciembre de 2010

Películas que merecen la pena .1.


Quiero comenzar una nueva sección en el blog. Quiero hablar de algunas películas que me han gustado. Pero no serán sólo películas que considero buenas, sino películas que realmente me han marcado. Algunas de ellas, incluso, me han llegado a obsesionar durante mucho tiempo, y aún lo hacen realmente. Y dicho esto dejo el cartel de la primera de ellas. De la cual, además, merece muchísimo la pena su banda sonora y la novela es que está basada.


jueves, 9 de diciembre de 2010

El sábado, en León


Mañana, en Madrid

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Un haiku de Seishi


Atrapando luciérnagas,
los dedos del niño
se han tiznado de verde.

Los lobos no lloran


Imprescindible, sencillamente.
Dirigida por Carroll Ballard.