domingo, 28 de febrero de 2010

Gente honrada


La semana pasada, durante mi ducha matutina, el agua caliente se convirtió en fría. Se acababa de joder el calentador eléctrico. Hicimos algunas consultas y un familiar nos dijo que se había estropeado la resistencia. Que saldría más caro arreglarlo que comprar uno nuevo. Con esa resolución, fuimos a unos grandes almacenes. Nos atendió un hombre y le preguntamos por los precios. Uno de los más baratos, adecuado para nuestras necesidades, rondaba los 300 euros. Y no basta con comprarlo: necesitas a alguien para que desmonte el anterior y coloque el nuevo. Con la mano de obra incluida, la cosa ascendía al doble: en torno a los 600 pavos. Vale, le dijimos, nos lo pensaremos. Luego fuimos a una de las pequeñas y modestas tiendas del barrio. Sólo por si acaso. El dueño, que nos había arreglado un par de chaperones en el piso, nos ofreció un calentador que, con la mano de obra, estaría en torno a los 240 o 250 euros. Aceptamos. A la mañana siguiente, llamaron para que un técnico fuera a revisar las características de la máquina antigua. Al verla, me preguntó qué le pasaba. Debe ser la resistencia, dije. Y el tipo contestó: Si sólo le pasa eso, puedo cambiarla en media hora. A mí me da igual, yo voy a ganar más dinero si compráis el calentador nuevo. Pero, hombre… es una pena gastar tanto y la reparación cuesta menos; mucho menos. Le dije que adelante. Y, por sólo 80 euros, cambió las resistencias y tuve agua caliente unas horas después. De camino a la tienda, para pagar, comentamos la jugada: ya no queda gente honrada, gente capaz de perder dinero para ayudar a un cliente. Así funcionaban los viejos negocios de barrio, hoy casi extintos. Ese trato se ha perdido. Le dimos las gracias al hombre. Y respondió algo que no voy a olvidar nunca: Somos los últimos de nuestra especie. Sí, amigo, pensé, la gente honrada es una especie en extinción.

José Angel Barrueco

sábado, 27 de febrero de 2010

Hans Langseth


Hans Langseth
5,33 metros de barba

jueves, 25 de febrero de 2010

Man Blowing a Bubble

Pablo Lukas


Probablemente, una de las personas con más mundo interior que conozco. Comparto con él tantas cosas que enumerarlas sería dificil. Sólo sé que algo especial nos une y cuando nos juntamos hacemos de deambular algo especial. Y si no vale con todo esto, la buena noticia es que dentro de poco se autoeditará un libro con microcuentos que, sinceramente, merecen mucho la pena. Así que ya sabéis, no dudéis en comprarlo y en sumergiros en esa infinita imaginación que tiene.


El domador de esfinges.

En el circo fantástico del Profesor Ambrosius, el trabajo más laureado y difícil al que podía aspirar un cuidador era el de domador de esfinges. Estas únicamente podían ser sometidas por el poder del intelecto,a diferencia de las quimeras,grifos y demás criaturas, que obedecían, como cualquier bestia, a base de premios y chasquidos de látigo. Por ello, la preparación del domador de esfinges era la más árdua y costosa. El aspirante debía dedicar muchos años al estudio y a la meditación, convertirse en un erudito y sabio en cualquier materia, de tal modo que su vasto bagaje fuera capaz de dar respuesta a todas las posibles preguntas a las que, en el futuro, sería sometido.
Pues únicamente derrotando a las esfinges en el campo de la sabiduría era posible que estas aceptaran su parte del trato.


Tu ventana.

Muchas mañanas tenía que ir frente a tu casa para recoger a mi sombra, que se había quedado mirando tu ventana al pasar ante ella la noche anterior.


Restos.

Encontró bajo su almohada restos de sus sueños.


Sentirse árbol.

Se inyectó savia de árbol en sus venas, y a partir de entonces entendió el silencio, y nunca más volvió a refugiarse de la lluvia.


Alas de mariposa.

Escribía, con extraordinaria delicadeza y sin procurarles el más mínimo daño, en las alas de las mariposas, los poemas de amor que ella nunca leería.


Qué fue de Peter Pan.

Un día de debilidad, mucho tiempo después de la muerte del Capitán Garfío, atenazado por la curiosidad y el aburrimiento, Peter Pan, buscando una nueva aventura, decidió crecer. Los niños perdidos al verse traicionados por su jefe, lo rechazaron.
Muchas años han pasado desde entonces, y ahora a Peter se le conoce como el Capitán Pan.


martes, 16 de febrero de 2010

...


Hemos introducido
la pizza casera en el horno
y ahora sólo queda esperar.

Un par de vasos de vino,
sentarse en el suelo en pijama,
entrelazar las piernas,
hablar.

La plenitud
viene así,
en algo cotidiano,
en una cocina,

feliz.




Javier Das. Poema inédito.

miércoles, 10 de febrero de 2010

En nou anys


El jueves pasado, en la noche de Casimiro Parker, leí tres poemas en Valenciano. Para mí es muy especial el haberlos traducido y aunque sé que tendrá errores, quiero colgar aquí uno de ellos. Ya tengo en mente traducir más, pero esta vez me gustaría contar con alguien que me ayudase. Tiempo al tiempo.


EN NOU ANYS


En nou anys
he tingut quatre parelles,
he vixcut en tres llocs diferents,
he tingut un accident de tràfic,
he escrit centenars de poemes,
m'he tatuat dues vegades,
he assistit a classes de disseny gràfic,
he treballat en DHL,
m'he tret el permís de conduir,
m'he canviat diverses vegades de pendents,
m'he comprat una acordió,
he conegut a poetes,
he canviat de ciutat,
he vist les millors pel•lícules de la meva vida,
he viatjat a Amsterdam,
he viatjat a Lisboa,
he fet l'amor per primera vegada,
he plorat,
he celebrat vuit aniversaris,
he tingut dos gats,
m'han regalat una bici,
he vist la major nevada que recorde sobre Madrid,
he conegut el que és la depressió cara a cara,
he llegit molts llibres,
he intentat aprendre màgia,
he perdut diversos amics,
he trencat diversos parells de sabatilles,
he après a tocar el piano,

en nou anys
he intentat portar a terme
l'única cosa que vaig aprendre aquell dia,
que la vida cal viure-la cada hora,
cada dia,
cada minut,

en nou anys
no he pogut compartir
res d'això amb tu,
i em dóna vertigen pensar
la llista que podré escriure
amb tot el temps que em queda així.

Se busca


miércoles, 3 de febrero de 2010

Momodoch


Este mes, en el entrelíneas librebar, podéis ver una exposición que para mí es muy especial. Y lo es porque la monta un buen amigo y porque sé lo que ha supuesto montarla. Así que no dudéis en ir a visitarla, que merece la pena.


Myriam García Paxian (Lanzarote, 4 de octubre de 1986 – ibídem, 28 de agosto de 2009) fue una joven artista que destacó por su creatividad cómo fotógrafa y diseñadora gráfica. En esta exposición póstuma se muestra su talento a través de una selección de trabajos que nos acercan a un mundo enigmático, oscuro, extravagante y sorprendente, enfocados desde una perspectiva insólita y atípica.

Myriam nació en el pueblo de Conil (Tías, Lanzarote) el 4 de octubre de 1986. El arte fue uno de los grandes motores de su vida, fuente de inspiración que potenció su imaginación y creatividad, cualidades innatas que la encaminaron a estudiar bachillerato artístico en el instituto Pancho Lasso, para continuar sus estudios en Madrid, dónde cursó formación profesional cómo Técnico superior en preimpresión en artes gráficas y un master en diseño gráfico.

A parte del arte en general, la fotografía, el diseño gráfico y la ilustración, entre sus gustos e influencias se encuentra todo lo relacionado con la cultura japonesa, el movimiento lolita, la estética victoriana, los gatos, la música, la ropa, el surrealismo, los relatos fantásticos, el mundo onírico, el humor absurdo, lo extravagante y en general todas esas pequeñas cosas que están esperando a ser descubiertas por aquellos que quieren ver más allá.

Divertida, alegre, delicada, cariñosa, detallista, considerada, creativa, fuerte, comprensiva, perfeccionista, bondadosa, sensible y con una madurez y vitalismo inusitados para una chica de su edad, fruto de una lucha por superarse, aprender y crecer cómo persona en busca de la felicidad y la autorrealización a base del esfuerzo por alcanzar sus metas, vencer los miedos y romper con la aburrida mediocridad.

En el 2009, con 22 años, avanzó rápidamente y casi de forma autodidacta en el campo de la fotografía, y finalmente vio recompensados sus esfuerzos con una meta cumplida: su primera exposición fotográfica junto a compañeros de la escuela de arte, titulada “Eustakya y sus amigas”, que tuvo una increíble repercusión y acogida en el público y los medios, dónde fueron vendidas todas las fotografías expuestas por Myriam. Unos días más tarde, estando de vacaciones en su isla natal acompañada de su novio y su madre, fallecía inesperadamente de un ataque anafiláctico, el último obstáculo del destino contra el que desafortunadamente no pudo luchar.

En su recuerdo quedan estas obras, porque el arte es imperecedero, cómo también lo son aquellos recuerdos y experiencias que dejó a aquellas personas que tuvieron la suerte de haber conocido a una persona tan maravillosa.

www.flickr.com/photos/momodoch/
www.myspace.com/paxian

martes, 2 de febrero de 2010

intimidated by silence



Precioso video realizado por amigos
para el grupo de música Cars & Trains

David González en alemán..


A través del blog de David me entero que 11 de los poemas que forman LOSER han sido traducidos al alemán por Leo del Mar y editados en unos cuadernitos bilingües. Una gran alegría, sinceramente. Enhorabuena.



HERENCIA


Un estanco, y dentro, la estanquera,
una anciana en silla de ruedas,
la muchacha sudamericana que la empuja,
dos tías muy jóvenes para mí
y la anciana en silla de ruedas, rubia y delgada,
que advierte mi presencia y grita

¡Pero qué hombre más guapo!

Le sonrío por educación y la anciana en silla de ruedas,
que en su tiempo debió de ser una auténtica preciosidad,
me pregunta entonces abiertamente, en voz muy alta

¿Estás casado? No, la verdad es que no.

¿Por qué no te casas conmigo?

Te dejaría en herencia
esta silla de ruedas.




ERBE


Ein Tabakladen und drinnen, die Tabakhändlerin,
eine alte Frau im Rollstuhl,
das südamerikanische Mädchen, das sie anschiebt,
zwei für mich zu junge Tussen
und die Alte im Rollstuhl, blond und dünn,
die meine Anwesenheit bemerkt und ruft

Was für ein hübscher Mann!

Ich lächele sie aus Höflichkeit an und die Alte im Rollstuhl,
die in ihrer Zeit eine echte Schönheit gewesen sein muss,
fragt mich dann geradeheraus, mit sehr lauter Stimme:

Bist du verheiratet? Nein, offen gestanden, nicht.

Warum heiratest du mich nicht?

Ich würde dir als Erbe
diesen Rollstuhl hinterlassen.




David González. TODO LO DEMÁS SON PALABRAS (11 POEMAS DE LOSER)/WAS BLEIBT SIND WORTE (11 GEDICHTE VON LOSER). Edición bilingüe. Traducción de Leo del Mar. PapperLaPapp, Berlín, 2009.

lunes, 1 de febrero de 2010

Trapeze Swinger



Sé que he subido ya hoy una canción de Iron & Wine, pero sinceramente, no esperaba encontrarme este video por internet. Impresionante esta canción, me pone los pelos de punta.

Passing afternoon

Este jueves, en Madrid


Quinta noche de Casimiro Parker

Javier Das
Sofía Castañón

jueves 4 de febrero, 21.00h
ENTRELÏNEAS LIBREBAR
gonzalo de córdoba, 3
en madrid

S.S.


Cielos grises. Lluvia sobre los adoquines. El puerto. Los barcos. Las redes. Los aromas a txangurro. Tiburones en el aquarium. El viento, que “entra peinado en la ciudad”. Los puentes. El funicular. El parque de atracciones, allá arriba, cerrado. Reminiscencias de infancia. Las olas, en su oficio brutal de erosión y maquillaje de la costa. La espuma, logrando que los riscos parezcan bañados en nata; en nata con salitre. El txacolí, frío. Los pintxos, exquisitos. La playa, como un cruasán de agua y arena. La gente, temprano, bañándose en el mar pese a ser enero. El recuento: “Allí mataron a…” La catedral, en la noche. El ambiente del centro, muy europeo, más francés que español. Las tabernas. Los restaurantes. Besugo con ajo y cebolla. Merluza a la plancha. Salsa de hongos. Anchoas rebozadas. Sopa de pescado. Mamia (cuajada). Sabores. Olores. Sensaciones. Las txapelas. Las fotos de los actores, en riguroso B/N. El paseo: chirimiri, ventisca y oleaje. Las traineras. Los surfistas. El paisaje a las ocho de la mañana, desde la ventana del hotel. Los versos de Karmelo C. Iribarren en la memoria. Las librerías. El Nosferatu y su ciclo de thrillers de los 70. Las cañas: grandes y bien servidas. El Kursaal. La isla y los montes. La bruma. La Concha. Nuestras risas. Nuestras conversaciones. La complicidad. Seguir enamorado de ti mientras me enamoro de una ciudad. Donosti.




José Angel Barrueco
Del blog de Ya lo dijo Casimiro Parker